Textil

    • Lava la ropa con un programa delicado con agua fría (máximo 30 °C) y no utilices suavizante, lejía ni otros aditivos, ya que pueden deteriorar la membrana
    • Retira las protecciones antes de lavar la ropa y asegúrate de que los cierres de velcro están cerrados
    • Cuelga la ropa y déjala secar lejos de las fuentes de calor. No utilices secadora, ya que el excesivo calor puede dañar la membrana
    • Todas las prendas de moto están recubiertas para impedir que el agua empape los tejidos. El recubrimiento permite que el agua se escurra del tejido sin humedecerlo y evita que la prenda se vuelva más pesada y que el piloto pase frío. Estos recubrimientos se desgastan con el tiempo, dependiendo del uso de y de las condiciones climáticas
    • Cuando el recubrimiento se desgasta, la prenda se puede recubrir de nuevo mediante un tratamiento sin siliconas que se puede encontrar en forma de espray o de solución de lavado